En este camino no se encuentran arrieritos.

Archivo de la etiqueta: herbolario

Desde que pregunté por este tratamiento en Twitter, mucha gente me ha pedido que cuente cómo me ha ido, y yo encantada de hacerlo por aquí para poder extenderme más. Como ya sabéis por otras publicaciones, me gusta contar algo diferente a lo que podéis encontrar en la red por vosotros mismos, aunque, en este caso, creo que es conveniente explicar brevemente qué es esto y cómo se usa.

IMG_8683¿Qué es la henna quinquina?

Se llama quinquina henna neutra, pero no es henna tal y como la conocemos, sino un tratamiento natural incoloro que refuerza el cabello y da brillo y volumen. Se trata de una mezcla de cinco plantas específicas para el cuidado del cabello, en concreto: cassia (henna neutra), quina, abedul, ortiga y tomillo.

¿Dónde se compra y cuánto vale?

Yo la compré en un herbolario y me costó 4’41€. Hay quien compra las plantas por separado y las prepara en casa. Yo compré la mezcla ya hecha y, aunque hay precios más bajos en internet, al sumar gastos de envío, resulta más costoso. También existe en pasta que, al parecer, es más fácil de aplicar.

¿A qué huele? 

Una de las cosas que más me preocupan cuando me informo sobre algún producto nuevo es el olor. Para mí es importante que todo huela suave o a nada. Algunas blogueras que lo habían probado decían que lo peor era el olor. En absoluto, no es desagradable, a menos que no te guste el olor a campo (pero el olor “bueno” del campo). A mí me recuerda al olor del heno, nada invasivo o desagradable. Cuando te quitas la mezcla y te lavas el pelo de manera habitual, se queda el olor pero casi no se percibe. Al siguiente lavado, desaparece por completo.

¿Cómo se aplica?

Ahora ya lo sé, me respondieron desde la página de Facebook de la marca Radhe Shyam, que es la que compré, pero para cuando me respondieron, ya llevaba dos aplicaciones. Tuve que preguntar, ya que, aunque vienen instrucciones, son muy generales y no indica las cantidades. Voy a resumir lo que me dijeron y después cómo lo he ido haciendo yo.

  • Poner agua caliente en un bol de cristal y añadir los polvos (con la mitad del contenido del paquete será suficiente para una melena midi).
  • Remover hasta obtener una pasta.
  • Cuando la pasta esté tibia, se puede añadir acondicionador (el bálsamo de la misma marca, dicen ellos).
  • Aplicar de la raíz a las puntas.
  • Cubrir con una toalla y aplicar calor.
  • Dejar reposar. El tiempo recomendado es de dos horas y media.

¿Cómo lo hice yo? 

  • Primera aplicación: el primer día, lo hice todo de manera bastante intuitiva. Calenté aproximadamente medio vaso de agua, añadí unas cucharadas de quinquina y un par de cucharadas de acondicionador. Utilicé un bol de cerámica. Quedó todo muy líquido, pero eso hizo que fuera fácil de aplicar y bastante más limpio de lo que decían quienes ya lo habían probado. Lo dejé reposar más de dos horas y me lavé el pelo como de costumbre.
  • Segunda aplicación: esta vez probé con más cantidad de quinquina y salió algo más espeso. Aquí ya noté que la primera vez no lo había hecho bien. Lo demás lo hice igual.
  • Tercera aplicación: ya había tenido noticias más precisas sobre cómo hacerlo, así que fui mucho más generosa y la mezcla pasó de ser papilla a ser casi barro. Esta vez, utilicé un bol de plástico. En vez de acondicionador, añadí algo de una mascarilla que ya no estaba usando ni volveré a comprar, pero que para esto podía valer. Y el otro cambio que realicé fue que me retiré el producto con champú sin espuma (¿Champú sin espuma? ¿Qué dices, Eva?). Hay quien lo llama Champú Detox (tampoco hay que creérselo todo) y hay quien lo conoce como Low Shampoo / Champú / Poo… Es, en realidad, una crema de lavado, que presume de no tener sulfatos, pero que lo pone con asterisco, lo que significa que los contiene pero en menor medida que otros champús comerciales. Prácticamente es como lavarse el pelo con acondicionador. También tengo mi experiencia y opinión al respecto, podéis preguntarme si queréis saberlo.
  • Cuarta aplicación: igual que la tercera, porque así fue como mejor me fue.

En las 4 ocasiones no pude ver cuánto tiempo me aguantaba limpio el cabello, ya que las tres primeras veces me llovió – llevaba sin llover un mes y llovió justo esos tres sábados cuando yo salí a la calle sin paraguas – y, la última vez, un niño me vació una bolsa de chuches en la cabeza. Estas son las cosas por las que en Twitter me preguntan si es verdad todo lo que cuento… Esta vez, lo es. En ninguna ocasión apliqué calor. Se calentó todo al cubrirlo y pude pasar algún rato al sol.

¿Qué recomiendo?

  • Cubrir el envase con algún tipo de plástico. El polvo es muy fino, como la harina, y es normal que se salga por los laterales (en la foto podéis ver lo que hice yo, aunque lo bajé para que se pudiera leer bien).
  • Llevar ropa que no uses, te vas a manchar, aunque mis manchas han salido fácilmente al lavar las prendas.
  • Cubrir con papel film y toalla. Para mí el papel film no fue suficiente, ya que al calentarse la cabeza me bajaban gotas “sucias” por la cara y la espalda. La toalla lo evita.
  • Aclarar con ayuda de un acondicionador o crema de lavado. No me parece tan agresivo como el champú normal, aunque cuando retiro gran cantidad de producto con el champú sin espuma, me lavo el cabello como lo hago siempre.
  • Aunque desde la marca me dijeron que utilizara un bol de cristal, yo lo utilicé de cerámica y de plástico. La única recomendación que sigo al respecto es que no sea metálico bajo ningún concepto, al igual que las pinzas con las que sujeto los mechones, que las uso de plástico aunque no haga mezclas químicas.

¿Qué NO recomiendo?

  • Masajear. Extiéndelo bien, pero no masajees ni peines, lo más seguro es que rompas el cabello y se trata de recuperarlo.
  • Aplicarlo con las manos. Para mí fue mucho más fácil y limpio hacerlo con brocha. Y con guantes.
  • Dejar el pelo suelto una vez aplicada la mezcla. Va a gotear y no va a ser tan efectivo como cubrirlo.
  • Obsesionarse con retirar todo el producto. Yo nunca pude (lo explico mejor en el párrafo sobre los inconvenientes).

¿Resultados? 

Aunque me lo estoy cortando para recuperarlo, con tratamientos de este tipo consigo no cortarlo de manera radical y aguantar bien el largo entre corte y corte. Desde la primera aplicación noté el pelo más suelto, más brillante y manejable. Lo que no he notado es que el efecto sea duradero, pero ya os conté que me llovió y todo eso. La primera sensación al aclararlo es de sequedad. El pelo parece estar mucho más seco de lo que estaba antes. Una vez lo lavas y lo aclaras, el cabello está mucho más suelto y es mucho más fácil de peinar. Yo lo dejé secar al aire. Eso sí… vamos a leer los inconvenientes.

Inconvenientes

  • La aplicación es engorrosa. Tanto el proceso como la espera son un poco coñazo.
  • El producto no se va completamente con el aclarado. Todas las veces que te peines en mojado, verás pizcos caer. Una vez se seca, ya no quedarán restos. ¡Ojo! Que sólo notas como arenilla que cae, pero no la percibes de otra manera. Si, al tacto, te notas restos en la cabeza, debes aclararte mejor.

¿Lo recomiendo? 

Sí, y me gustaría volver a pasar pronto por todo el proceso para comprobar aquello que dicen del beneficio acumulativo. Aunque no he visto resultados espectaculares, sí que he notado más efecto que cualquier producto reparador comercial y creedme que he probado unos pocos. Probablemente, la próxima vez lo pruebe en pasta si no varía mucho el precio y no me cuesta mucho encontrarlo.

Si queréis hacerlo bien, seguid los pasos de la tercera aplicación o la recomendación de la marca. Para cualquier duda o sugerencia, nos leemos en los comentarios.

 

Anuncios

Hace poco, mi amiga Fany publicaba una entrada de sus favoritos de 2013 en la que, aunque hablaba de todo un poco, lo centraba más en cosmética.
Hoy yo le tomo prestada la idea y os presento los productos que son mis imprescindibles, enfocándolo hacia el cuidado de la piel. Podéis ver más información de los productos pinchando en el nombre de cada uno.

EuderminLa primera crema que os presento es tan imprescindible que viene conmigo siempre en el bolso. Se trata de la crema de manos Protectora Forte de Eudermin. Contiene urea, ácido hialurónico, lactato sódico, alantoína y filtro solar. Se anuncia como crema de urgencia, para manos muy secas y, aunque no es mi caso, es salvadora de mis manos en mi día a día. Con los años he aprendido que cada crema tiene unas propiedades para según qué parte del cuerpo, pero esta  me ha servido en algún viaje como hidratante para cara, codos (incluso con dermatitis) y pies. Se absorve enseguida sin dejar sensación grasa y apenas si tiene aroma, lo que hace que me guste aún más. Creo que no llegó a costarme ni 2€.

Crema de pies babaria

Que me interese por las cremas no es ningún capricho, para mí es una necesidad. El siguiente producto que os presento es de la Crema Para Pies Secos y Agrietados de Babaria (en la entrada de Fany suena todo más glamuroso). Las manos no, pero los pies, especialmente en verano, se convierten en lija como me descuide. Esta crema me la descubrió mi madre y la voy dejando sin existencias siempre que le hago una visita. Contiene un ingrediente que ya he mencionado, urea, y del que podéis obtener más información a través de otro blog, haciendo click aquí. Poco sabía de este componente, sólo que es algo que debe llevar una buena crema para los pies. También contiene aloe vera, manteca de karité y aceite de almendras dulces. Su olor es muy refrescante y la encuentras fácilmente por 1´99.

Aceite Rosa MosquetaFitoceuticals apareció en mi vida por urgencia. Buscaba aceite de rosa mosqueta en crema. Repavar es mi marca preferida y la que también me salvó en una ocasión mucho más grave que esta. Se me sube bastante de precio, pero merece mucho la pena, la verdad. Es muy suave y huele muy bien. Aunque es más efectivo el aceite, se recomienda la crema si hay que aplicarla en zonas donde se pueda manchar la ropa. Pues bien, este aceite reforzado con vitamina E y de fácil aplicación gracias a su textura gel, me lo llevé por la prisa y la necesidad de ayudar a cicatrizar unas quemaduras. Aunque su aroma no es mi fuerte, ahora lo utilizo también como hidratante para la cara y está siendo mi gran aliada para este invierno. La piel de las cejas, frente, entrecejo y a ambos lados de mi nariz tiende a descamarse con el frío. No ha vuelto a pasarme desde que la utilizo. Me costó unos 12€, pero al ser aceite, Vasenol avenano necesito más de dos gotas.

Hidratación Esencial de Vasenol, compuesta principalmente por extracto puro de avena es la loción que me espera después de cada ducha. Como ya habréis visto, para mí es muy importante que una crema cumpla al menos los siguientes requisitos:
1) Que hidrate.

2) Que se absorva rápidamente.

3) Que su perfume (si no hay más remedio de que lo tenga…) sea suave y agradable.

Esta los cumple todos.

Mussvital solar rostroSolar facial antimanchas 50+ de Mussvital  es barrera protectora contra sol, viento y marea. Venía en un pack de regalo con gel y protector solar corporal. El pack de regalo fue, a su vez, un regalo que me hicieron, pero al año siguiente quise tenerlo de nuevo y lo compré todo por unos 17€. La crema facial contiene aceite de macadamia, tiene filtros UVA, UVB e IR. La cara roja y con pecas me divertía y me despreocupaba de pequeña, ya no. Me tomo muy en serio al que es el órgano más grande de mi cuerpo. Este protector solar hay que aplicarlo con mucho cuidado y muy poco a poco para que vaya absorviéndose. Cuando lo he hecho más a lo loco, mi piel se ha encargado de decirme hasta dónde llegó la crema y hasta dónde no. Con consecuencias un poco desagradables.

Mineral de alumbreMineral de alumbre, desodorante natural de venta en herbolarios, en este formato o simulando un desodorante de roll-on, más cómodo para los viajes. Yo lo tengo en los dos formatos. La piedra (mi piedra preciosa) la dejo en casa y el otro va y viene. Pensaba dedicarle una entrada entera y puede que aún lo haga porque alucino al ver cómo una piedra humedecida puede desodorizar más que cualquier desodorante y, por supuesto, cuidando la piel sin más química que esta. Es más, antes de dejar un cepillo de dientes en una casa que estoy dispuesta a frecuentar y en la que soy bienvenida, dejo una de estas piedras. Y hay quien lo sabe bien 😉 Jabón de árbol de té

Jabón Natural de Árbol de Té. Un efecto secundario de un medicamento me llevó de nuevo al herbolario. Tenía granitos por la espalda y el cuello. El jabón de árbol de té tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que me ayudaron a desinfectar la zona sin deshidratar. Huele a hierba, deja muy claro de qué está hecho. Apto para todo tipo de pieles y respetuoso con el medio ambiente. Ziaja Natural Olive Ointment

Ziaja Natural Olive Ointment ha venido en un pack de regalo personalizado y muy generoso de mi adorada Fany (nombrada ya tres veces, ¿no?). Esta aún la estoy probando, pero ya se da la mano en mi bolso junto con la crema de manos de Eudermín. Su textura la hace agradable para cualquier parte del cuerpo e incluso para los labios y, ¡no tiene perfume! Está claro que quien me la ha regalado me conoce, me quiere y me cuida. Esta marca no la conocía, pero ya he hecho mis investigaciones y miro todos los productos con ojos golositos. Podéis echar un vistazo en su página de facebook.

Espero que os sirvan mis recomendaciones. Se agradecen los comentarios sobre este post, algunos de sus productos o cualquier otro que me queráis recomendar.



Juan Maggiani

Blog de expresión escrita

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

Jordi Bachero

En este camino no se encuentran arrieritos.

jftorres

En este camino no se encuentran arrieritos.

Harto de tanta porfía…

En este camino no se encuentran arrieritos.

La estantería de Núria - Reseñas de libros

¿De qué hablo aquí? Novelas. Cómic. Álbum ilustrado. Ensayo. Y, en general, cualquier texto que pase por mis manos.

Diccineario

Cine y palabras

Zarathustra Callao

Se me amontonan las palabras.

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

LA CASA ENCENDIDA

En este camino no se encuentran arrieritos.

Mi senda

En este camino no se encuentran arrieritos.

La mirada volátil

"Lo único que nos tapará la boca serán los besos"