En este camino no se encuentran arrieritos.

Archivo de la categoría: Libros

Recuerdo que una vez le pregunté a un amigo: “¿con qué puedo sorprender a mi novio en nuestro aniversario?” “Ponle los cuernos”, me contestó.

En el 5º aniversario de bodas de Amy y Nick, alguien le tiene preparada una gran sorpresa. Su mujer desaparece de manera misteriosa, habiendo dejado organizada su tradicional “caza del tesoro” cuyas pistas, esta vez, llevarán a ella misma. “Amazing Amy” no podía no ser el final de una caza del tesoro…gone-girl-636-220

La película Gone Girl (Perdida en español) es una adaptación de David Fincher del best-seller de Gillian Flynn. Se llama adaptación porque te cuento el libro no era comercial. Si bien es cierto que se nota que hay otra mano más allá de la de la autora, esta es de las obras que difieren poco de la original, por lo que, si has disfrutado el libro, disfrutarás la peli por igual.

Cada detalle que yo había creado en mi cabeza, apareció de pronto en la pantalla. Cada rasgo físico que le puse a sus personajes, cada gesto, cada espacio. ¿Alguna vez has sentido que alguien ha escrito una canción para ti? Pues yo salí del cine pensando que habían hecho mi película. Sin presunciones, sólo con el disfrute de la convergencia entre dos cabezas completamente desconocidas. Y sólo una de ellas sabe crear esta maravilla. Y no soy yo.

Y aquí es donde empiezan los SPOILERS (flojitos, pero SPOILERS al fin y al cabo).

………gone-girl-rosamund-pike-640……………………………………

………………………………….

……………………

¿Seguro que quieres seguir leyendo?

……………………

………………………………….

……………………………………………

No digas que no te avisé.

Del libro eché de menos que en la peli se viera a Amy como a una sociópata corriente. En la película se omite el acoso a una chica en el instituto y sus consecuencias, dejando a Amy como Femme Fatale, al convertir en su objetivo maníaco únicamente a hombres con quienes tuvo algún tipo de relación y le acabaron sobrando. Es más, quien no haya leído el libro, creerá que la obsesión de Amy era simplemente vengarse por una infidelidad o por sentirse atrapada en algo de lo que siempre se ha burlado: un matrimonio insatisfecho, donde la mujer es alguien de quien esconderse y el hombre un mono danzarín (una nueva expresión para denominar al calzonazos). Al menos sí queda claro la coña que se trae Flynn con la idea de la de la institución del matrimonio.

Que a Nick no se le viera como obseso sexual misógino debido a una más que estudiada colección de pornografía hallada en la investigación policial, me pareció correcto, por innecesario. Para cuando esto se descubre en el libro, Nick ya había quedado lo suficientemente mal y en la peli había que abreviar.

Me faltó, sin embargo, que fuera más evidente la presión por parte de los padres de Amy con la creación de un personaje paralelo a ella misma, pero perfecto. Los fracasos de Amy durante su infancia, eran los éxitos de La Asombrosa Amy, una serie de cuentos infantiles que escribieron sus padres y que podrían ser la causa de sus problemas, más allá del hecho de haber sido toda su vida una niña rica, en parte debido a esos libros, que hicieron la fortuna de la familia.

El reparto no pudo ser más acertado: Nick Dunne, un capullo que cae mal. Aunque es buena gente, es de esas personas que no; por lo que sea, no. La parte de Nick le toca a Ben Affleck haciendo de sí mismo (sin ser yo nada de eso). Amy Dunne, la asombrosa Rosamund Pike engordando y adelgazando en tiempo record, sabiendo mirar con la mirada más inocente y la más despiadada. Desi Collings, interpretado por Neil Patrick, que consigue que quieras darle un sillazo en la cara, siendo un personaje importante en la trama cuya presencia molesta. Y, uno de mis favoritos tanto en el libro como en la película, Margo (Go), interpretado por Carrie Coon, que pasará desapercibida para muchos, pero que se ganó mi corazón en cuanto vi más allá de sus gafas.

Sobre si leerse el libro antes de ver la película, he oído varios comentarios. Yo estoy muy contenta de haberlo hecho así. Cierto que ya sabes cómo acaba y todos los tejemanejes que se traen sus personajes, pero el disfrute absoluto de la película requiere, desde mi punto de vista, de unos conocimientos previos y mejor que te lo dé un libro a que te lo cuenten.

Anuncios

Si bien no puedo leer todo lo que quisiera el resto del año, sí que voy haciendo una selección de los libros que van a ocupar mi ocio en los días en los que me lo puedo permitir. Esta vez, elegí al autor antes que el libro y me dejé aconsejar. Se trata de Juan Gómez-Jurado y su cuarta novela:

lldlLa leyenda del ladrón se desarrolla en la Sevilla del siglo XVI. Imaginad la ciudad mucho más pequeña e infinitamente más importante a nivel mundial. Sevilla, una pequeña gran superpotencia donde el negocio bullía y los comerciantes buscaban su hueco y, por supuesto, su reconocimiento ante el rey.

Aunque es difícil imaginar cómo fue hace siglos, Juan Gómez-Jurado ya se encarga de que sientas cada mirada sospechosa, de que oigas cada cuchicheo detrás de la puerta de cada taberna, y de que pises cada charco de vino, barro y porquería, debido a los detalles minuciosos de sus descripciones, fruto de una investigación meticulosa.

Era una época en la que el dinero determinaba lo animal que sería una persona. Los más pobres, tratados como animales y, los poderosos, comportándose como bestias. Bestias que marcaban con hierro al rojo vivo las pieles de gente sin recursos, dándoles no más valor que el que estaban dispuestos a pagar por ellos para condenarlos a la esclavitud más despiadada. Niños escuálidos enfermos de hambre entrenados tanto para robar como para que no les roben. Curas qué venden el perdón de dios si estás dispuesto a pagarlo con dinero como única penitencia. Castigos por el mismo pecado que sólo te condena si no tienes los medios para librarte de ellos y barbaridades que pasan desapercibidas aun siendo mucho peores que robar medio saco de trigo para alimentar a tu familia… pero matar por la espalda está socialmente aceptado si eres un noble.

En ese ambiente se desenvuelve Sancho de Écija, librándose de la muerte una y otra vez, ganándole la batalla al desamparo, la peste, el hambre, el frío, la avaricia, el abuso de poder de los nobles… Es ese el contexto en el que el comisario de abastos del rey Felipe II – de cuyo nombre no quiero acordarme, para que saltéis del sillón como lo hice yo al descubrirlo – lo rescata de una muerte segura. Desde aquel momento, la Parca coquetea con Sancho durante el trascurso de tres años, obligándole a hacerse hombre a la edad de 13 años.

Lo primero que te encuentras al abrir el libro es una ilustración que muestra el mapa de la ciudad de Sevilla de la época, resaltando algunos rincones claves en el transcurso de la novela. Gómez-Jurado emplea un lenguaje sencillo y cuidado, creando una narración altamente adictiva, en la que, además de historia y aventuras, encontramos guiños a las novelas de caballería. Una novela en la que la literatura está muy presente en los nombres de algunos de sus personajes y en el interés de los mismos por la cultura en general. Es más, Juan juega con la idea de la coexistencia de dos personas/personajes ilustres de la época en Sevilla que ojalá no queráis app la leyenda del ladroninvestigar de quién se trata antes de sumergiros en la lectura.

Como novedad, entre sus páginas se incluyen marcas de realidad aumentada, códigos QR, que permiten el acceso a información adicional mediante una captura a través de una app para Iphones y smartphones. Todo esto, junto a una trama muy bien organizada en secciones que estructuran el desarrollo de la historia, lo han hecho ya un éxito de ventas.


De Raquel Martos sé muy poco, sólo que siempre me ha caído bien y que me hacía reír en los diferentes medios por los que se movía. Ahora también sé que me hace llorar con sus libros, y sentir más allá del tacto del papel en mis dedos.

Conocí a alguien que nos quiere a las dos y me acercó a su primera novela: Los Besos No Se Gastan, un libro cercano y emotivo.

Mi madre me decía que “por la calle no se llora”. Hace tiempo que descubrí que sí y, con este libro, (tan apto como no apto para nostálgicos) he llorado en casa, en el parque, en la peluquería… y me he reído con esa carcajada infantil y bobalicona al imaginar, por ejemplo, a un ciervo masticando. He sentido el vértigo de la primera vez que me tiré de cabeza a una piscina, el humo de la primera (y última) calada a un cigarrillo, el cosquilleo de pensar en dar el primer beso y la sensación nerviosa e insípida de acabar de darlo, las separaciones y los reencuentros, la vida y la muerte.

Raquel nos lleva, de la mano de Eva y Lucía, a una infancia vivida en los 70, que no dista mucho de lo que fue la mía, 15 años más tarde. Juguetea con el término “amigas inseparables” separándolas un tiempo para volverlas a juntar. Alterna la vida en la actualidad en los capítulos impares con los recuerdos del pasado en los capítulos pares, haciendo un total de 29 secciones, en las que también cambian las voces de las protagonistas: de un tono más infantil y desenfadado a otro más maduro, dependiendo de la etapa en la que se encuentren.Imagen

He revivido parte de mi infancia y mi adolescencia, así como las inseguridades y pasiones propias de la edad adulta por la que me muevo como puedo desde hace unos años.

Y, como cada vez que me leo un libro, busco las similitudes. Esta vez se trataba de saber quién era quién. Es fácil, pero atravieso una fase de mi vida un tanto vertiginosa y la concentración no es mi fuerte. Así pues, tuve que hacerme mis esquemas mentales y, aunque era muy obvio, tardé mucho en darme cuenta de que Eva era yo (aunque espero que mi vida se enderece de otra manera). Claro que, no dejé mi carrera para ser actriz, aunque no me faltan los escenarios los cuales, actualmente, combino con mi profesión; mi hija no se llamaría Lola y no he tenido a mi novio temblando por mí en el patio de butacas, ni la primera vez que actuaba (uno, año 2000), ni la única vez que he sido protagonista (otro, año 2010). Creo que por eso, entre otras cosas, esos novios ya no son mis novios. Tampoco he tenido una amistad de esas de toda la vida como la de Eva y Lucía, esa amistad en la que una de las dos deja lo que esté haciendo para llamar a la otra en el mismo momento en el que sabe que lo necesita, le venga lo mal que le venga. Pero he tenido varias amigas que representan, en cada una de las etapas de mi vida, mucho de lo que Raquel proyecta en una sola persona. Me ha hecho recordarlas cariñosamente a todas ellas, siendo esta una de las cosas que más le agradezco.

No sé si el libro es así o si sólo ha sido mi caso: aunque es sencillo, para mí no ha sido de lectura rápida. Eran tantas las emociones, que necesitaba parar a pensar y no lo retomaba hasta pasados unos días. Eso sí, las cien últimas páginas aleteaban cual palomilla entre mis manos hasta darle fin a todas las historias que encierra el texto.

Recomiendo la lectura con unos cuantos paquetes de pañuelos cerca. A veces, también, unas onzas de chocolate negro.


Con “Volverán las naranjas” me di cuenta de que nadie me ha querido lo suficiente como para convertir en novela un documento de word olvidado en mi pc. Así es como, tras su edición en una pequeña librería, el libro de Xisela López llegó a Espasa.

Puede que sea simplemente que aún yo no me he puesto a escribir en serio…

Pero lo que sí es cierto es que alguien me quiere lo suficiente como para haber puesto este libro en mis manos.

Barberina_compra_onlineHace unos meses que volvieron las naranjas a mi vida, de manera muy diferente a como lo hacen en la vida de la protagonista. Por eso no sospechaba el giro que tendría la novela. Son muchas las coincidencias con mi vida estos últimos tres años y casi llegué a creer que alguien estaba contando mi historia.

Así me sentí yo, hurgando en vidas ajenas, leyendo los sms más privados de unos desconocidos. Desconocidos entre ellos y desconocidos para mí. Ella, Elisa; él, 618 88 48 25. Esas cifras se convirtieron en el número de la suerte para una mujer insatisfecha en su día a día. Un código de libertad que le hacía desplegar sus alas y sus secretos. ¿Hasta qué punto es más fácil contarle secretos a un desconocido? ¿Hasta qué punto son desconocidos los desconocidos?

volveran-las-naranjas_9788467040500La novela está contada, en su mayoría, con mensajes de texto (bien redactados) enviados entre los dos personajes principales, con su fecha, hora y minuto al final de cada uno, como si realmente los estuvieras leyendo en la pantalla de un móvil. Y aún hay novela detrás de la novela, ya que puedes imaginar perfectamente lo que pasa entre mensaje y mensaje. Mensajes de texto en los que, a veces, los puntos suspensivos dicen más que las palabras en sí.

Es un libro original, de lectura rápida, que me solucionó una hora y media de viaje y al que creo que recordaré con cariño durante mucho tiempo. Para mí, el final tiene dos lecturas. Me gustaría que lo leyera alguna persona de mi entorno para tener a alguien con quien hablar de si es o no siniestra la alegría de la agente Alex al final de la novela.

Espero que os guste.



Eugenia Sanchez's Blog

Just another WordPress.com site

Juan Maggiani

Blog de expresión escrita

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

Jordi Bachero

En este camino no se encuentran arrieritos.

jftorres

En este camino no se encuentran arrieritos.

Harto de tanta porfía…

En este camino no se encuentran arrieritos.

La estantería de Núria - Reseñas de libros

¿De qué hablo aquí? Novelas. Cómic. Álbum ilustrado. Ensayo. Y, en general, cualquier texto que pase por mis manos.

Diccineario

Cine y palabras

Zarathustra Callao

Se me amontonan las palabras.

TODOPODEROSO

Sólo soy un humilde puto amo

LA CASA ENCENDIDA

En este camino no se encuentran arrieritos.

Mi senda

En este camino no se encuentran arrieritos.

La mirada volátil

"Lo único que nos tapará la boca serán los besos"