Leo es de las pocas personas que no se asustan al recordar que estoy sola. Son tantos los que no quieren ver esta realidad que dan por hecho que siempre estoy bien, que no necesito atenciones, porque pensar lo contrario les aterra. Son diferentes formas de querer a una persona: una hacia adentro y otra hacia afuera. No creo que haga falta decir cuál de las dos es la sana.

Leo sabe darme lo que necesito: a veces compañía ruidosa, a veces compañía silenciosa. Ojalá supiera estar haciéndolo con ella igual de bien que ella conmigo. Como cuando quedaba poco para su boda y dejamos de hablarnos de repente. Un día fue necesario hacerlo y – aparte de lo que le tenía que decir – le dije: “no te hablo por no ponerte más nerviosa”. “Por lo mismo que no te hablo yo a ti”, me dijo.

Leo representa a esa amiga leal cuya amistad empieza en la adolescencia, pero nos llegó todo unos 15 años más tarde. Por eso, un buen día en el que nos vemos, decido hacer un regalo de esos que nunca he hecho porque no he encontrado con quién: uno que exprese claro el sentimiento de haber encontrado a mi alma gemela, concepto en el que nunca había creído del todo. Ella lo es. Porque ser alma gemela no significa ser iguales. Creo que Leo y yo no podemos ser más diferentes pero también creo que con ninguna otra amiga me he entendido mejor en mi vida.

IMG_8865

 

Leo es una de las pocas personas que le da a mis problemas la importancia que tienen para mí. La que nunca me dice “sal y anímate”,  “hay gente que está peor” o “relativiza”, porque tiene formas más humanas de dar consuelo y empatizar. Es experta en los abrazos a distancia. Leo es mi trébol de cuatro hojas, una variación infrecuente de la amistad.

Esta Leo de la que hablo es  y el jueves pasado hizo algo que quizá quien lo hace no es capaz de ver lo grande que es para mí. Puso este tweet:

Captura de pantalla 2017-12-17 a las 12.57.57

Los que se implicaron no saben lo que hicieron. A lo mejor no me llega la suerte como por arte de magia, pero me cambiaron el estado de ánimo y, al final, una cosa lleva a la otra. Me da igual si lo hicieron porque me conocen, porque conocen a Leo, por ninguna de las dos o por ambas cosas. Para todos ellos escribo también este post, porque valoro los detalles. Escribir un tweet animando, lo es. Y vosotros lo hicisteis. Así que, gracias a todos los que:

four-leaf-clover-152047_960_720Parece una simpleza. Ya. Ojalá te lo hagan alguna vez y sepas lo bien que sienta.

Gracias

Anuncios