El Corto que precede a la peli Inside Out que, como filóloga y mente inquieta, me duele llamarla por la versión traducida al español como Del Revés, no deja indiferente. Eso es siempre positivo – que hablen, aunque sea mal – pero los motivos por los que esto es así, son dispares. No hay un equilibrio de opiniones, o yo no lo he observado. Parece ser que está todo dividido entre aquellos a los que le parece una maravilla y los que creen que es algo infumable. Yo estoy en el segundo bando porque, sin calificarlo de terrible, que no lo es, sí que me dejó con la sensación de repetitivo, lento, simple y predecible. Y, de nuevo, la traducción al español Lava, debilita la intención de I lava you, pero ahí sí es verdad que era imposible hacer la equivalencia.

[SPOILERS]

En Lava, un viejo volcán solitario canta su deseo de encontrar alguien a quien amar (someone to lava, ¿no es maravilloso?). Lleva siglos, milenios, lanzando al viento su lamento en forma de canción y no sabe que, bajo el agua, hay una volcana que lo está escuchando y cree que canta para ella. La volcana se enamora y sale a la superficie de repente. Bueno, los volcanes son caprichosos. Para cuando la volcana irrumpe, el volcán se ha ido viniendo abajo, sumergiéndose en sus propias lágrimas. Está todo a un nivel de tristeza como para que Sheldon Cooper agote las provisiones de bebidas calientes que ofrecer. Para colmo de males, la volcana ha salido de espaldas y, en vez de ir y darse un roce con ella, el volcán queda anegado, porque, claro, no han pasado los minutos de angustia suficientes. La volcana ya está ahí, pero se alarga la desgracia como en las pausas y los CHAN!!… CHAN, CHAN!! de una telenovela. El volcán desaparece completamente y es entonces cuando ella, la versión volcana de Sandra Bullock, entona la canción que ya se sabía de memoria. Es tal el calentón que tiene el volcán (su lava ardió), que sale de nuevo a la superficie. Se juntan formando un corazón y cantan a dúo.

images

La personificación de los volcanes también ha sido criticada, así como la evidente diferencia de edad entre los dos. Poco o nada tengo que decir ahí, salvo que, entre amigos, sí dije: ¡Pero volcana, si es un gañán! El tamaño de ambos está descompensado, así como la humanización, siendo la volcana más mujer que hombre el volcán. Pero siendo los dos adultos, que lo son, que cada cual elija con quién quiere estar. mqdefaultAunque entre ellos no había muchas más opciones y, aunque la volcana se fue enamorando mientras él no sabía de la existencia de ella, al aparecer de repente, al volcán lo mismo le daba ya ocho que ochenta. izwifeEn cuanto al físico, lo cierto es que en cualquier escena del volcán mi cabeza me traicionaba y esperaba oír el Tú, no mami de Peque Sinclair, de la serie Dinosaurios. Luego ya me dijeron y me informé de que los rasgos de los volcanes están basados en una pareja real (Iz y Marlene, en la fotografía de la izquierda) y la historia en la hermana de él, pero ni por esas me gusta más.

Mi problema con Lava no es que sea excesivamente pasteloso – en ese caso, el problema sería mío y no del corto – pues el nivel de pasteleo no es menos que el de Blue Umbrella (Azulado en español – ¡Bravo ahí, traductores!), también de Píxar, en el que dos paraguas se enamoran y sufren penurias. Pero en Blue Umbrella, aparte de drama, hay también ingenio y dinamismo.

A favor del corto, la canción, tremendamente pegadiza que evoca a la versión de Somewhere Over the Rainbow, de Israel Kamakawiwo’ole, músico hawaiano más conocido como Iz, en quien basaron la historia. Por eso se cuenta con un ukelele como único acompañamiento. Y por el mismo motivo los volcanes tienen nombres que he descubierto al volver a buscar el corto en todas sus versiones para poder escribir esto: se llaman Uku y Lele. Por otro lado, las imágenes de la naturaleza a pleno color son puro Píxar.

La verdad, no espero que todos los cortos de Píxar sean del nivelazo de Day & Night, por nombrar alguno, pero voy esperando algo más que un simple dramón romántico, porque lo saben hacer. Mi reacción primera, aun sabiendo quién es el autor y la intención de dicho corto fue, y es, que parece que han dejado al hijo del dueño jugando en el despacho de Píxar.

Anuncios