Alerta de SPOILERS sobre Shreck (por si acaso), Frozen y Maléfica.
No digáis que no lo avisé.
Luego no me vengáis con hechizos malditos.
Empiezo:

A mi madre no le gustan los cuentos.

cuentosinfantiles_fondopantallaNunca me contaron cuentos para dormir y no estoy muy segura de haberlos echado de menos. En casa teníamos unas cintas de cassette con Caperucita Roja, El Flautista de Hammelin, La Casita de Chocolate y Hansel y Gretel.

De las princesas no sabía nada, sólo que me gustaba su estética como a casi todas las niñas y, cuando supe, no terminaban de encajarme los argumentos. ¿Por qué había siempre una mujer que quería hacerles daño? ¿Por qué las salvaba (de lo que fuera) siempre un príncipe?

Los cuentos populares están sufriendo uPrincesa-Fiona-y-Shrekna transformación más que necesaria. Considero a la película Shrek como punto de partida, cuando nos colaron que el maleficio de la princesa era lo contrario a lo esperado en cualquier tiempo: no estaba condenada a ponerse fea, ¡estaba condenada a ponerse guapa! El hechizo, como todos, se desharía con un beso de amor – sigue salvándola un hombre… -, volviéndola para siempre a su forma de ogra.

Pues bien, en Maléfica se cuenta La Bella Durmiente desde el punto de vista de la bruja, una bruja que no nació siéndolo y explica los motivos que le llevó a lanzar la maldición contra la princesa Aurora nada más nacer. No,df8de229023d Maléfica no estaba enfadada por no haber sido invitada al bautizo, hay una razón más poderosa que esa. ¡Qué mejor manera de vengarse del daño que le causó su primer amor, que haciéndole daño a la hija de este! Tras haberle despojado de su esencia al cortarle sus alas… y no de manera figurada, el hada, que algo tenebrosa sí que era, empieza a planear su venganza. La lucha no es de mujer contra mujer porque la princesa Aurora sea joven y bonita. Hay algo más allá. Incluso la propia Maléfica se arrepiente del daño que en un futuro sufrirá un ser inocente por su culpa. Abandonada a su suerte, al (des)cuidado de las tres “hadas buenas” – cuya caricatura grotesca disfruté de lo lindo -, de no ser por las atenciones indirectas de Maléfica, Aurora ni siquiera hubiera llegado a la edad a la que se cumpliría el hechizo.

Hreina-elsa-lagrimasaber visto Frozen meses antes me dio la pista que necesitaba cuando dicen que el hechizo se deshará con un beso de amor. En ambas películas – de Frozen tengo pendiente otro post, aunque no prometo nada – se coquetea con la idea de que el verdadero amor no existe. A las dos las besa el príncipe-machote en cuestión y ni una se deshiela ni la otra se despierta. El verdadero amor va más allá del amor sexual hombre-mujer y en ambas películas queda más que claro.

Con ambos finales, me sentí plena y creí en los cuentos por primera vez, y más habiendo visto el documental sobre cómo se hizo Frozen.

Por eso, por la nueva perspectiva de los cuentos de toda la vida, por la interpretación tanto de Angelina Jolie como de Elle Fanning, el acierto en el reparto, los efectos especiales, las luces y las sombras… cuando acabó la película con el rótulo Maleficent, yo leí en voz alta:

MAGNIFICENT.

maleficent-poster-slice-first-clip-from-maleficent

Anuncios