Yo, que soy una llorona de carretera, sobre todo si voy en transporte público, encuentro la lágrima más fácil cuando en la radio repiten una y otra vez canciones como la de Luz Casal que comento a continuación. Casi a cada verso se me ocurre una réplica, eso sí, cuando ya piso tierra firme, que sobre ruedas todo son lágrimas y pensamientos del tipo: ¡Qué vida más perra!

farewell_my_friend________by_tinjosh-d2yvvxb

Clasifico esta canción tanto en amor como en desamor, pero como en las canciones suele ser un amor oscuro, voy a hablar con Luz:

Más que un viaje al fondo del mar
o a un desierto rosado dibujado en la inmensidad
Busco una luz al final
de este túnel tan largo, tan amargo como real

     Bien, Luz, para resolver un problema, es imprescindible localizar al mismo. Hay un túnel, ¡enhorabuena! De los túneles se sale. De hecho, si no hubiera luz al final, probablemente fuera un pozo.


Que no, que no puede ser, que no debo perder el tren

     En estrofas así siento que me pierdo. Me parece como si estuvieran compuestas de oraciones escogidas al azar. Debe haber un saco grande en el que una mano inocente saca frases que parecen de canción. Y así se compone. Pero en este caso es sólo una de muchas y quien la puso ahí lo hizo por algo. Continuamos.


Por qué no vuelves amor a colgarte de mi brazo
a decirme muy despacio mi nombre a pleno pulmón
Por qué no intentamos hoy acomodar nuestros pasos
y aprovechar este marzo que luce en cada rincón
Por qué no vuelves amor
Por qué no vuelves por fin a mi

     Luz, hay un amor que es mejor que no vuelva. A mi modo de ver las cosas, ese amor puede ser simplemente el amor que se ha ido. El hecho de que se vaya lo dice todo. No podemos forzar las cosas, no podemos forjar amores que sólo existen para una persona. El amor es cosa de dos. Por eso no vuelve. No quiere. Vendrá un amor, que no hará que signifique que el amor ha vuelto. Será otro diferente, con la cara más limpia.


Tengo en mi mano la solución
para esos errores cometidos sin ton ni son
Pues la farmacia de mi corazón
tiene varios remedios para hacernos sentir mejor
Que si, de nuevo elegí, lo que hace un tiempo conocí

     Que no, Luz, que segundas partes nunca fueron buenas. Las soluciones a antiguos errores se pueden aplicar siempre para no volverlos a cometer. Experiencia de la que se beneficiarán nuevos allegados. Pero cuando el daño ya está hecho, hay poco que reparar. Siempre se notarán las grietas de la porcelana que rompimos e intentamos recomponer. Además, existe el riesgo de caer en el reproche, como víctima o como verdugo.


Por qué no vuelves amor a rozarme con tus labios
a quemar nuestro pasado como un engaño al reloj
Por qué dijimos adiós cuando todo era más fácil
Cuando no había nadie que frenase nuestra unión
Por qué dijimos adiós
Por qué no vuelves amor

     Porque quizás no es el momento ni eres la persona que creía o simplemente no estaba para ti ese amor. Además, si fue un amor maltratado, el amor no vuelve. Vuelven los perros cuando tienen hambre, pero a un amor así le falta sustento y no es una circunstancia reciente. Si fue un amor maltratador, mejor que no vuelva. Deberías haberte ido tú antes.


Aquellos paisajes evocados por ti, por mí
A las buenas noches que te di

Las seguirás dando, las buenas noches las puedes crear tú.


Por qué no vuelves amor
Por qué es tan fuerte mi amor
Por qué no vuelves amor a colgarte de mi brazo
a decirme muy despacio mi nombre a pleno pulmón
Por qué dijimos adiós cuando todo era más fácil
Cuando no había nadie que frenase nuestra unión
Por qué dijimos adiós
Por qué no vuelves por fin a mi

Ya te lo he dicho, Luz.

Anuncios