Me encantan nuestras rarezas:

Pisarte descalza cuando comemos en casa.

Ir a suspirar a centros comerciales.

Enlazar las manos por encima de nuestras cabezas cuando dormimos.

Inspirar el olor a los dos.

Nuestras piernas enredadas cuando comemos fuera.

No ir a Segovia.

Las manías con el café.

Pedir una pizza a las 7 de la tarde.

Las películas para dormir que acabo viendo yo.

Los huevos fritos sin clara.

Decir lo mismo a la vez.

La tarta de queso sin cobertura.

Asegurarnos, en la oscuridad, que estamos al otro lado.

Llamarnos como nunca antes hemos llamado a nadie.

Nuestro ¡FELIZ ANIVERSARIO! siempre.

Anuncios